Otros Servicios
No todo iba a ser traducir

El proceso de la traducción resulta complejo y va más allá de un mero trasvase lingüístico. A menudo, se ve complementado por otra serie de tareas que contribuyen a dar forma a un producto más preciso, siempre adaptado a las necesidades del cliente. Entre estas tareas, encontramos la corrección y revisión de textos, así como la maquetación.

Maquetación/DTP

Puesto que un texto no solo es su contenido sino también su presentación, en Sublime, aparte de nuestro servicio de traducción, contamos con las herramientas y los profesionales necesarios para adaptar el contenido traducido a un formato específico, dejándolo todo listo para la imprenta.

Para este servicio se requiere, muchas veces, una mayor dedicación, puesto que para llevar a cabo la traducción, se debe trabajar con formatos no editables o realizar una edición posterior al texto traducido o incluso, rehacerlo desde cero para entregarlo en el formato solicitado.

Nuestros traductores están familiarizados con la edición de textos multilingües, con diversas formas de escritura y alfabetos, lo que supone una garantía para la coherencia de su texto.

Revisión y Corrección de textos

Mediante nuestro servicio de corrección y revisión, nos aseguramos de que tu texto quede impecable.

Escribir bien, para muchos, es considerado un auténtico arte. Para ello son necesarias una serie de aptitudes como la riqueza de vocabulario y un conocimiento exhaustivo de las reglas gramaticales y ortográficas del idioma, así como de los diferentes registros, formas de expresión, jergas y terminología específica. Por todo ello, conseguir plasmar de forma clara las ideas y emplear al mismo tiempo el estilo adecuado, no resulta tarea sencilla.

El objetivo de nuestros correctores ortotipográficos consiste en revisar, por supuesto, la ortotipografía, la ortografía y la gramática. En definitiva, homogeneizar el contenido prestando especial atención a la paginación, los espacios, los márgenes, el interlineado, etc. Por otro lado, nuestros correctores de estilo se encargan mejorar el texto y darle el toque final. Para ello se trabaja con manuales de estilo y se corrigen las faltas de ortografía, los errores de concordancia, las cacofonías, ambigüedades, etc.

La finalidad que se persigue con este tipo de servicios es sacar brillo a la traducción para entregarle un texto pulido final a nuestro cliente.

Conéctate y síguenos

Mantente al día de nuestras novedades