Audiovisual
Una imagen vale más que mil palabras,
¿o era al revés?

Los contenidos de tipo audiovisual forman parte de nuestra vida diaria y, estamos tan acostumbrados a ellos, que muchas veces pasan desapercibidos: spots publicitarios, vídeos musicales, cortometrajes, largometrajes, series, etc. Con frecuencia olvidamos que estos se han generado en otro idioma y eso es buena señal. Detrás de ese trasvase lingüístico que pasa desapercibido, se encuentra la figura del traductor.

Traducción Audiovisual

Si hay algo que caracteriza a la traducción audiovisual, y que la hace distinguirse del resto de especialidades, es que los textos que se generan llegan a conformar un todo con la imagen a la que complementan y acompañan. En este tipo de traducción, además de las dificultades que se nos pueden plantear, como es el caso del género del material audiovisual, los registros, las referencias de la cultura origen y el humor con sus juegos de palabras y estereotipos, contamos otros condicionantes: el tiempo y la sincronía, ya sea en doblaje, para que se adapte a la boca de los actores, o en los subtítulos, para que se adapte a la velocidad de lectura y al reducido espacio en la pantalla.

Hay que tener en cuenta que la traducción audiovisual se emplea, principalmente, en doblaje, locución, audiodescripción y, como se desarrolla en el siguiente apartado, para subtitulado.

En Sublime nos especializamos en la traducción de guiones para doblaje y adaptamos el texto para este fin.

Subtitulación

La técnica del subtitulado se emplea cuando existe un vídeo en un idioma que el público, ya sea por desconocimiento de la lengua origen o por discapacidades auditivas, no comprende. Mediante este proceso se logra acercar un contenido a una audiencia que, de otro modo, no tendría acceso al mismo.

La subtitulación consiste en traducir y adaptar la información que se emite en formato de vídeo y desplegarla de forma sincronizada en la parte inferior de la pantalla mientras el audio se exhibe en versión original: no solo diálogos, sino también narración y sin olvidar elementos adicionales como canciones, on-screens, etc. El objetivo de la subtitulación consiste en transmitir el sentido de la forma más precisa posible, respetando las especificaciones y dificultades técnicas asociadas a este tipo de servicio. Se trata de un minucioso trabajo de adaptación que debe ser efectuado no solo por un traductor, sino también por un equipo técnico que se encarga de ajustar los subtítulos a los tiempos y de incorporarlos correctamente en el vídeo, si fuera necesario.

El proceso de la subtitulación, a su vez, se puede desglosar en distintas tareas que pueden solicitarse de forma individual. Estas son: spotting o creación de tiempos, traducción y revisión de los subtítulos, control de calidad y ajuste, burn-in o “quemado” de los subtítulos sobre el vídeo.

Entre algunos de los servicios más solicitados de subtitulado se encuentran las presentaciones de empresa, los vídeos corporativos, series, documentales, películas, etc.

Transcripción

La transcripción tiene como función principal traspasar un contenido que se encuentra en un contexto oral a la lengua escrita. Por tanto, mediante el servicio de transcripción, pondremos por escrito cualquier información que se encuentre en un formato de audio o vídeo.

El proceso de la transcripción es una tarea minuciosa en que la existen numerosas trabas que pueden no resultar obvias de primeras. Entre ellas, destacan los problemas de dicción y pronunciación, el ruido de fondo o interferencias, el número de participantes o, incluso, la calidad de la grabación. Otra de sus principales dificultades para el transcriptor son la falta de contexto y de lenguaje no verbal. Contar con estos factores puede facilitar enormemente la labor para evitar riesgos en la conversión del mensaje del medio oral al escrito. Todos estos pequeños obstáculos prueban que la transcripción no es una labor que pueda automatizarse y que deban ser profesionales los que desempeñen esta labor de forma manual.

Algunos de los casos en los que se emplea con más frecuencia son juicios y pruebas periciales, conferencias, entrevistas de trabajo, conversaciones telefónicas, grabaciones de seguridad, así como diverso contenido audiovisual emitidos en medios como la radio y la televisión.

Desde Sublime ofrecemos diversos tipos de transcripción para que elija cuál es que sea acerca más a sus necesidades. Igualmente, este tipo de servicio puede completarse, si así se desea, con el de traducción audiovisual o subtitulado.

Conéctate y síguenos

Mantente al día de nuestras novedades